canon_esp

El nuevo canon digital

 

Después de que la normativa del año pasado fuera tumbada por el Tribunal Supremo, este mes de agosto ha entrado en vigor una nueva, la del nuevo canon digital o sistema de compensación por copia privada. De este modo, con esta medida se recupera el modelo europeo de compensación a los autores por la copia privada de sus obras.

¿Cómo funciona el nuevo canon digital?

El regreso del canon digital ha generado cierto desconcierto, sobre todo, teniendo en cuenta, las causas por las cuales se suprimieron anteriormente. No es un tema nuevo, puesto que la sociedad y, en concreto, las asociaciones de consumidores han mostrado su disconformidad a los sucesivos gobiernos que lo han aplicado.

Hablamos de un canon que afecta a los productos que permiten la copia privada de contenidos multimedia, por lo tanto, se puede entender como una compensación a los autores y propietarios de las obras protegidas.

Después de los dos últimos intentos fallidos, este nuevo canon digital, recae de manera directa sobre los fabricantes y distribuidores de equipos, aparatos y apoyos de reproducción, aunque, y con palabras del ministro Iñigo Méndez de Vigo, va acompañado de un “mecanismo efectivo de excepciones y reembolsos”.

¿Quién no tiene que pagar el canon digital?

A quienes se exceptúa el pago del nuevo canon digital es a las personas físicas y jurídicas que puedan justificar el destino profesional de los equipos y soportes así como  las entidades del sector público.

Así pues, la nueva medida ofrece la posibilidad de reembolsar la cantidad tanto a personas físicas o jurídicas que destinan su compra a usos profesionales, o bien a la exportación de productos o entregas intracomunitarias.

La mala noticia es que estos reembolsos sólo podrán ser inferiores a 25 euros, a no ser que sea por compras acumuladas de forma anual.

¿Cuánto se tiene que pagar y por qué dispositivos?

El listado de dispositivos así como la cantidad que los acompaña es sólo temporal, puesto que pasado un año se regulará para adaptar a la realidad de la copia privada así como a las nuevas tecnologías del mercado.

Es decir, posiblemente aumentarán tanto el número de dispositivos como sus cantidades. De momento son los siguientes:

  • Smartphones: 1,10 euros
  • Tablets y e-books: 3,15 euros
  • Discos duros externos: 6,45 euros
  • Discos duros integrados: 5,45 euros
  • USBs y tarjetas de memoria: 0,24 euros
  • Grabadoras de CDs: 0,33 euros
  • Grabadoras de DVDs: 1,86 euros
  • CDs vírgenes no regrabables: 0,08 euros
  • CDs vírgenes regrabables: 0,10 euros
  • DVDs no regrabables: 0,21 euros
  • DVDs regrabables: 0,28 euros
  • Impresores multifunción: 5,25 euros
  • Impresores monofunción: 4,50 euros

¿A qué conclusiones llegamos?

Con el nuevo canon digital volvemos al modelo del año 2008, y los afectados directamente serán los fabricantes y distribuidores de productos con los cuales se pueden hacer copias de contenidos protegidos con derecho de autor, mientras que de manera indirecta lo seremos todos los compradores ya que, a partir de ahora podremos ver como muchos productos tecnológicos aumentarán su precio para contrarrestar y sufragar esta nueva medida, aunque no se convierta en una subida considerable.

La historia del canon digital es un poco confusa, puesto que son muchos años de vaivenes, que no finalizan aquí, ya que como comentábamos anteriormente, pasado un año se hará una revisión y pueden producirse modificaciones.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
.make it bigger
Colaboramos con marcas y personas ambiciosas;
Nos encantaría crear alguna cosa fantástica juntos.
ramon@infoticstudio.com

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies.